Claves para entender el Informe Pericial Caligráfico

En este breve vídeo, desde CIG Pericial os damos una explicación bastante concisa para entender qué es exactamente un Informe Pericial, qué tipo de documentos se nos pide analizar a los peritos y en qué normas debemos basarnos.

Informe pericial

Saludos.

Anuncios

Formación Introducción a la Grafología

Bienvenid@s a tod@s de nuevo, quiero presentaros mi nuevo curso de formación a través de las plataformas Tutellus y Udemy, pensado para que ellos que deseen formarse en Grafología. Es un curso introductorio para las personas que no tengan nociones en Grafología, por lo que podrán aprender acerca de las corrientes grafológicas más destacadas así como interiorizar los Ocho elementos más importantes en los que se basan los análisis de la escritura manuscrita.

Espero que os guste y, como siempre, estoy abierta a cualquier sugerencia sobre algún curso en particular que deseéis.

Introducción a la Grafología en Udemy

Introducción a la Grafología en Tutellus

logo carmen curso introd.jpg

 

El caso de Omar Raddad

Estaba revisando documentos antiguos porque me encanta guardar diferentes tipos de escrituras, y me he topado con mi TFM sobre Perfilación Criminal. Basé mi trabajo en el Grafoanálisis como técnica de Perfilación, en la que explicaba las muchas cualidades de utilizar este método a la hora de analizar un mensaje manuscrito encontrado en una escena del crimen.

De entre todos los casos reales que expuse, siempre me ha llamado la atención el de Omar Raddad, ya que fue conocido por lo controvertido de la historia. Este caso tiene como protagonista la escritura de la propia víctima y no del sospechoso de asesinato, por lo que es un tanto atípico.

omar puerta.jpg

Omar fue cusado de asesinar a puñaladas a la señora de la casa en la que trabajaba de jardinero, Ghislaine Marchal, tras encontrar en la escena del crimen una pintada en la pared escrita con sangre que decía: “Omar m’a tuer”, es decir, que Omar la había matado.

Al corroborar que faltaba dinero, que el jardinero, había pedido un adelanto que la dueña de la casa negó, y tras comparar la escritura de la víctima con las letras mayúsculas de unos crucigramas encontrados en la casa, se decidió inmediatamente que la pintada pertenecía a la señora Marchal, por lo que Omar Raddad fue condenado a 18 años de prisión.

Años después, con los adelantos científicos, una prueba de ADN determinó que la sangre de la puerta pertenecía a la víctima, pero se encontraron trazas de ADN pertenecientes a otras dos personas, y ninguna de ellas era de Omar. En el juicio hubo dos dictámenes grafológicos opuestos, uno atribuía la grafía a la señora Marchal, y otro aducía que la letra de los crucigramas no se podían comparar con la de la pared puesto que el soporte (uno vertical y otro horizontal), el material (pared y hoja), y la postura del sujeto escribiente eran diferentes, invalidando cualquier comparativa.

También se señaló que era imposible que una persona agonizante y prácticamente desangrada fuera capaz de escribir dicha frase en esas circunstancias, abriendo así el tema de la posible teoría incriminatoria.

El jardinero, Omar Raddad fue puesto en libertad por buen comportamiento y por las dudas que había alrededor del caso, siendo perdonado por el Presidente de la República.


Este caso es un claro ejemplo de lo mucho que ha avanzado la Grafología en los últimos tiempos, de lo importante que es el buen uso de las nuevas tecnologías que nos facilitan el trabajo y que un dictamen grafológico debe estar centrado en todos los aspectos que rodean a la escritura, ya que no es lo mismo escribir de pie que sentado, en un folio que en una pared, con un útil de escritura adecuado que con el dedo.

Una de las principales críticas de los detractores hacia la Grafología consiste en declarar su invalidez por falta de evidencias empíricas o no estar estandarizada. Lo que éstos puede que no sepan, es que ha sido estudiada profundamente, analizada al detalle y validada por numerosas investigaciones, demostrando que tiene las limitaciones propias de cualquier otra ciencia. Así como puede darse el caso de que falle el médico en su diagnóstico, de la misma manera puede ocurrirle al grafólogo en su análisis, lo cual no lo hace menos cierto o creíble.

 

Formación Grafología Infantil

A principios de año, desde CIG Pericial informábamos que para este nuevo año estrenábamos algunos proyectos que llevábamos mucho tiempo esperando.

Aquí va uno: Comenzamos a expandir nuestros cursos de formación a través de las diferentes plataformas que Internet nos proporciona. Aunque a través de nuestra web podéis hacer cursos presenciales y semipresenciales, con seguimiento personalizado y tutorizado, entendemos que vuestro tren de vida no os dé tiempo para formaros de esta forma, por eso hemos organizado un primer curso, de Grafología Infantil, a través de una serie de videotutoriales de la mano de Tutellus y Udemy.

Os invitamos a que entréis y os informéis, así como que nos digáis si estáis interesados en algún curso en particular para realizar a través de esta plataforma. Próximamente iremos subiendo más cursos.

Para todos aquellos que me seguís aquí va una sorpresa, accediendo a través de estos enlaces podréis hacer el curso aprovechando una oferta promocional. Y si no, ¡entrad igualmente para informaros!

Abrir curso en Tutellus

Abrir curso en Udemy

Captura de pantalla 2017-02-22 a las 10.52.09.png

Saludos =)

Yo defiendo a los animales

Esta nueva entrada tiene que ver con mi otra profesión y es que mi parte de abogada hoy está de celebración. El Colegio de Abogados al que pertenezco (ICALI) acaba de aprobar una Sección que centrará todo su esfuerzo en la lucha contra el maltrato animal. Grupo que, no me cabe duda, va a tener mucho trabajo, ya que es necesario reivindicar de una forma más clara, con una voz más alta, la necesidad del endurecimiento de las penas contra las agresiones o el abandono animal.

Últimamente en esta provincia abundan los casos de maltrato así como de abandono, aunque sólo unos pocos salen a la luz debido a su atrocidad: como el famoso “gatitos del Puerto”, o más recientemente el del oso enjaulado en Finestrat, o el grave abandono y en estado muy grave de los perros del Rebolledo, no llegamos a conocer ni la mitad.

Sigo en las redes sociales a grupos como el Despacho A de Abogadas, que centran parte de su defensa en los animales, así como decenas de protectoras que nos rodean sin que nos demos cuenta, citando por ejemplo a Asoka el Grande o Felinos lo Morant. Básicamente son grupos de personas que deciden unirse sin un solo euro, y con muchas deudas en veterinarios, para hacer lo que el resto de personas no somos capaces de hacer: SALVAR A LOS ANIMALES.

Considero que es muy necesario que esta Sección comience a actuar cuanto antes, ya que como tantas otras cosas que necesitamos, “ya van tarde”, así que voy a estar muy atenta a sus actuaciones y, como comprometida en la causa que estoy, ayudar en todo lo que me sea posible.

Lo que la firma dice de Donald Trump

Tras los últimos acontecimientos, en los próximos meses América estrenará nuevo Presidente. La llegada de Donald Trump a la casa más poderosa del mundo ha suscitado muchos interrogantes y hay toda clase de sensaciones al respecto.

Los grafólogos tenemos la mala costumbre de que cuando conocemos a alguien pensamos, ¿cómo escribirá?, ¿cómo será su firma?. Nada más conocer la noticia de que Donald Trump había ganado las elecciones de EEUU, en el equipo de CIG Pericial nos hicimos la misma pregunta e inmediatamente nos pusimos a analizar su firma.

Me gustaría hacerme eco de las conclusiones a las que llegamos tras la investigación.

Análisis de la firma de Trump

El arte de escribir

Estamos perdiendo el hábito de escribir a mano. Nunca olvidaremos cómo hacerlo, pero la falta de práctica nos volverá torpes a la hora de realizar de nuevo este ejercicio que tenemos inactivo. Pero ¿qué pasa con los niños?. La escritura manuscrita es algo que se aprende en la niñez y se perfecciona a lo largo de nuestra vida.

La sociedad cada vez es más moderna, cada vez más digitalizada, por lo que hoy en día está normalizado que en las escuelas se repartan iPads en vez de libretas de dos líneas. Si los menores no interiorizan el arte de la escritura puede afectar a su aprendizaje, repercutiendo en su rendimiento académico, ya que escribir a mano es esencial para activar el cerebro, y ayudarlo a memorizar la materia. La incorporación de la tecnología a nuestras vidas es un avance muy importante, pero no debería restar importancia a otras actividades, como en este caso es la escritura manuscrita.

Es importante escribir a mano, no sólo para no perder la destreza si no por todos los procesos cognitivos que activamos al hacerlo, que ayudan a organizar nuestras ideas, mejorar la memoria o a activar los procesos motores. Algo que no se consigue por muy rápido que tecleemos en un teclado, ya que al hacerlo no prestamos la misma atención y perdemos los pequeños detalles, siendo por tanto, menos efectivo. Pudiendo afectar asimismo, a nuestra ortografía, a nuestra velocidad de lectura y finalmente a la grafomotricidad.

Todos tenemos algún familiar mayor que por falta de escuela no aprendió a escribir. ¿Les pasará eso mismo a las futuras generaciones? Y lo más importante, ¿se está perdiendo el arte de la caligrafía?. Porque no sólo se está arrinconando en la educación, sino que es algo que está desapareciendo de forma general, tanto en la vida rutinaria como en las actividades profesionales. Yo misma creo que esta semana lo máximo que he escrito a mano ha sido la lista de la compra del imán de la nevera.

Me gustaría quedarme con una frase de Voltaire que podría funcionar como un llamamiento hacia los que todavía se resisten a abandonar la escritura manuscrita:

“La escritura es la pintura de la voz”

– Voltaire

img_1038

Grafología, esa gran desconocida

La Grafología se nutre de diferentes principios, leyes y técnicas que permiten examinar la personalidad de cualquier tipo de persona. Aunque tiempo atrás ya se investigaba acerca del sentido de la escritura, el primer tratado que hizo referencia a esta ciencia no fue escrito hasta principios del siglo XVII, por el francés Hippolyte Michon, al cual se le considera el padre de la Grafología.

Como en muchas ciencias, en la Grafología existen diferentes escuelas de conocimiento, las cuales se han visto impulsadas por distintos maestros grafólogos. Entre las más reconocidas se encuentran:

  • La escuela francesa: conocida por ser la impulsora de la Ley de la mímica. Sus grafólogos más destacados fueron Crepieux-Jamin y el ya mencionado Hippolyte Michon. Esta escuela fue la impulsora del estudio del grupo de gestos que el escribiente realiza de forma inconsciente y que a día de hoy, más se tiene en cuenta a la hora de realizar un informe psicografológico. El análisis se centra en aspectos como el tamaño y la forma de la letra, la dirección de las líneas, su inclinación, la velocidad y por último, la cohesión con la que se forman las palabras.
  • La escuela suiza de Max Pulver, centrada en las zonas gráficas en las que se divide la escritura en el papel, en la palabra o en una letra. Trazando una cruz y teniendo en cuenta que el centro del escrito representa el YO, se tendría en consideración que la parte superior representaría lo espiritual, la inferior lo material, la zona derecha las metas o el futuro, y la izquierda se referiría bien al pasado o bien a la familia.
  • La tercera escuela grafológica de prestigio fue la escuela alemana de Honroth y Schermann, con su movimiento emocional defendía la teoría de que en la escritura aparecen las motivaciones de la persona y la parte más inconsciente del individuo. Según esto, no escribimos de la misma forma todas las palabras.
  • Nuestro referente español es el recientemente fallecido Mauricio Xandró, precursor de la escuela española, la cual se acoge a la teoría de la Ley profunda. Esta teoría estudia el mundo de lo consciente e inconsciente, mostrando la forma en la que éste queda reflejado en el papel.

El acto de escribir es un hecho tan natural en nuestra vida desde que lo aprendemos en la niñez que lo realizamos de forma inconsciente y no nos damos cuenta del gran número de mecanismos que activamos en nuestro cuerpo. Desde los movimientos físicos que realizamos con la mano y el útil de escritura, hasta los psíquicos que afectan a nuestras motivaciones.

No escribimos de la misma forma palabras como vida o muerte; ni cuando estamos enfadados, tristes, alegres o eufóricos. La escritura puede variar de forma muy notable cuando recibimos una mala noticia o bien cuando enfermamos.

Matilde Ras dijo sobre la escritura: «es la pista más segura para observar lo más escondido de la personalidad» (2005).

writing-1209121_1920